La salud y el bienestar según el Dr. Luis Weinstein

Desde sus inicios como médico y escritor, el Dr. Luis Weinstein abordó el concepto de bienestar y salud integral, incluyendo factores sicosociales, culturales y comunitarios.

Su apuesta ha sido no solo desarrollar un pensamiento crítico, sino que llevar a la práctica la integralidad del ser humano, a través de talleres por el que han transitado diversas experiencias de vida.

Nos contactamos en tiempos de pandemia. Con sus 89 años, Luis Weinstein, impulsor de la salud integral, poeta, siquiatra y conversador por elección y también obligación, es parte del llamado grupo de riesgo para Covid-19. Nuestra conversación transcurre mediada por la pantalla del computador.

Conversación con Luis Weinstein en tiempos de Zoom

 Desde nuestros respectivos confinamientos, nos unimos en una serie de conversaciones sobre medicina, salud y evolución de los seres humanos.

Más que siquiatra y salubrista

El camino del siquiatra Luis Weinstein no ha sido lineal ni tradicional (1931). Con una inquietud desbordante y un espíritu curioso, desde temprana edad comenzó a hacerse preguntas fundamentales para el ser humano ¿por qué existimos? ¿Por qué y para qué estamos aquí?

Una niñez y adolescencia sumida en lecturas vitales que darían paso a un profundo interés por el mundo político social que lo rodeaba. En el prólogo de su libro Del autoritarismo al asombro, la magia y la militancia de la vida (selección de ensayos), escrito por su hijo José Weinstein, se relata que ya tempranamente se involucraba en las discusiones que se daban en el seno hogareño sobre la Guerra Civil Española, situándose -de manera intuitiva-en el bando de la República y la condena al franquismo.

Escritor precoz, llega a la medicina, luego de tomar cursos de filosofía y derecho, por la necesidad de adquirir la rigurosidad del método científico. “Me era muy fácil la filosofía, la literatura, la psicología, pero me faltaba poder usar bien la lógica y el método científico”. Esta mezcla de conocimientos le han permitido abordar el desarrollo humano, desde una mirada más integrativa y amplia.

“Va desarrollando su carrera profesional en la Universidad de Chile, como psiquiatra interesado en temas comunitarios y con una mirada preventiva de la salud. Se preocupa del alcoholismo en los sectores populares y hace sus tesis sobre los niños abandonados. Sale a perfeccionarse al extranjero. Estudia sobre salud pública y los modelos sanitarios predominantes, al mismo tiempo que se apasiona por la antipsiquiatría y la apertura de los hospitales psiquiátricos a la comunidad”, cuenta Weinstein hijo, en el mismo prólogo.

Con esta visión de integración, como una nueva forma de comprender la profesión médica, a fines de los años cincuenta se incorpora al Centro de Demostración de Medicina Integral (CDMI), donde se desarrolló una innovadora experiencia comunitaria en Quinta Normal; para luego, en 1968, fundar el Centro de Antropología Médica Social, experiencia que terminó en 1973 con el Golpe Militar.

Luego de vivir en exilio en Argentina y España, vuelve a Chile en 1977 y continúa con el concepto de integración en la práctica de la medicina, participando en diversas iniciativas con víctimas de la dictadura y cómo esta experiencia llevó a que el mundo síquico y emocional de las chilenas y chilenos cambiara. A su juicio, el autoritarismo, la relación de mandar-obedecer, sin exigencias ni matices, marcó la cultura chilena hasta ahora, en plena pandemia.

Con la llegada de la democracia y en las siguientes décadas, forja una labor comunitaria en Isla Negra con el proyecto de “Las Coincidencias”, que apunta al desarrollo personal y la creatividad de sus participantes, la mayoría vecinos del Litoral de los Poetas. Integra poesía con siquiatría, filosofía con dinámicas grupales en una búsqueda espiritual incansable. Visualiza la amistad como una fuente decisiva de salud para las personas, surgiendo el concepto de “Amistosofía”, su leitmotiv.

La pandemia

Para Weinstein la pandemia por SARS-Cov2 es un problema autoinducido por la humanidad. Desde su perspectiva, los seremos humanos hemos carecido de visión en nuestra relación con la naturaleza, no respetando sus espacios, y entre nosotros mismos, “nos hemos instalado con la idea de que somos los dueños de casa en este mundo”. Así, advierte, la aparición de este virus y otros no sería más que el resultado de esta imposición y la tremenda dificultad para asumir nuestra condición humana, de que somos seres finitos.

“Mientras sigamos sintiendo como fundamental el dato, más allá del conocimiento y de la sabiduría. Y la sabiduría más allá de lo esencial y espiritual, creo que no vamos a avanzar en esta contingencia y la que venga después. Se necesita un tremendo cambio en la formación. Mantengamos la individuación, pero no el individualismo. Una relación activa con la naturaleza, pero no como sus dueños”, destaca.

La Pandemia

“Yo soy una persona de 89 años, por lo que no puedo salir, pero creo que lo natural sería hubiera una relación dialógica, que cada persona debiera disponer de una posibilidad de decisión. Yo podría, perfectamente, salir sin contaminar a nadie y sin ser contaminado, no es tan difícil”.

Pandemia y autoritarismo

¿Cómo cuidar nuestra salud mental impactada por el confinamiento y la pandemia? Luis Weinstein plantea que, entendiendo que no hay recetas universales, la búsqueda del sentido y el aporte que podemos entregar a la vida son factores protectores.

El sentido

“Esta pandemia nos puede dejar cosas positivas. Más consciencia de la necesidad  de desarrollar  la resiliencia,  de tener  una mirada integradora, individualizada, aceptadora de la diversidad y universal; un avance en el desapego y la ética, el poder distanciarse del tecnicismo, el mercantilismo y el consumismo; y una tendencia a abandonar el materialismo  y los fanatismos de diferente origen”, agrega.

Oportunidades en la pandemia

Por qué salud integral

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. 

Sobre esta definición de la OMS, el Dr. Weinstein reflexiona que nace en los días esperanzadores de finales de la Segunda Guerra Mundial, antes de la Guerra Fría. Sin embargo, este concepto de salud la mayoría de las veces no se da en la práctica en nuestro sistema económico y social. Es más, muchos aún, cuando hablan de buena salud, piensan en la atención médica y no en la salud integral del sistema, “cuando es indispensable que las necesidades básicas de todos estén satisfechas para cumplir bien con las exigencias de la condición humana”, asevera el escritor y siquiatra.

Salud es más que la atención médica

Sin duda que la propuesta del Dr. Weinstein es más que ambiciosa. Es integrar prácticamente todos los aspectos de la vida humana, bajo la óptica de la salud. Así, describe: “Fui pasando desde la visión de una medicina integrada (con mi experiencia en Quinta Normal), a la de una educación médica integral (con la cátedra de Medicina Integrada a las Clínicas), a la participación comunitaria en pos de una cultura no autoritaria (en el Centro de Antropología Médica), hasta la integración de las necesidades humanas en un desarrollo alternativo (con el Seminario taller de Desarrollo a la Escala Humana) y la noción de Paradigma Integrador”, plantea su libro Mi Camino.

“Hablamos de concepción de la salud integral para referirnos con una mirada amplia al contenido de la salud, a la consideración multidimensional de la salud. No estamos hablando de atención médica sino de salud, pero el público los confunde y, de hecho, los servicios de atención médica, públicos y privados, utilizan la denominación de Servicios de Salud”, acota.

Sobre la salud gravitarían muchos factores, desde los estilos de vida hasta la forma como se orienta la sociedad, los paradigmas, la epistemología, la ética. Así, la atención médica sería uno de los múltiples componentes que inciden en la salud. Pero este cambio de sentido debería ser partícipe activa la ciudadanía.

Según Luis Weinstein, en el imaginario colectivo coexisten dos concepciones polares. “Una buena parte de la población hace sinónimo salud de no enfermedad. Es el clásico “nada especial” de los exámenes médicos. Si no se detecta nada anormal, hay salud. Si se está enfermo, lo obvio sería afirmar que se está “fuera” de la salud. Hay una antinomia: salud enfermedad. Se “está” en una o en la otra categoría, sin sobreposiciones, sin matices de continuidad. El otro extremo está representado por las visiones idealizadoras. La salud sería un estado óptimo”, expresa. 

Esta visión de salud integral abarca diversos planos de las relaciones humanas, con base en la ecología de la conducta y la identidad asumida en consideración a nuestro centro, el yo. Es lo que Weinstein ha llamado la ecología del yo.

La integración

La ecología del yo


“La ecología del yo está asociada a la confianza básica”, dice Luis Weinstein. Y es que para el siquiatra y escritor hay una especie fe en que cada persona, cada yo, apunta al misterio del ser. De allí, explica, es que exista una responsabilidad por la vida de uno y de los otros, por lo humano, por el proceso de humanización, por la primacía de lo espiritual.

El propósito

“No somos ni totalmente libres, ni totalmente determinados. Contamos con un espacio de decisión, de elección. Ese es el lugar de encarnación de la espiritualidad a través de la ecología del yo. El yo, arbitrando relaciones con su persona y con el mundo, nutrido por la espiritualidad, desde el asumir su propio misterio, está en condiciones de elegir su forma de relacionarse consigo mismo y con el mundo. Desde la espiritualidad, el yo es invitado a evolucionar, a espiritualizar la vida. Si el compromiso es profundo, podemos hablar de una militancia en la vida, con una base espiritual y existencial”, señala en Mi Camino.

“Desde mi perspectiva personal, hay una ecología interna, donde hay un nivel existencial, con el yo esencial e integrador; un nivel existencial, donde coexiste el yo integrador y el ego; y y uno de sentido, donde está la búsqueda y la ejecución. Luego está la ecología externa, con lo objetivo y subjetivo, donde el yo se visualiza desde distintas dimensiones: yo-cuerpo, yo-vivencia, yo-identidad, yo-otro ser humano, yo-otro ser vivo, yo-materia, yo-actividad”.

El nuevo paradigma

Weinstein habla de un nuevo paradigma. Lo resume como un planteamiento de desarrollo personal, donde la interacción con el otro es fundamental. Especialmente en una sociedad donde un gran número de personas está sumido en el paradigma de la modernidad, participando en el capitalismo tardío del neoliberalismo.

“Necesitamos un cambio de paradigma”

José Weinstein reconoce ciertas obsesiones intelectuales de su padre que, de algún modo, han permitido construir el ideario de este Nuevo Paradigma.  Entre ellas -señala- está “la crítica al autoritarismo y la dificultad de comprender la sumisión de las personas ante su ejercicio, sea en el país o en la casa; la potencia del asombro, de la formulación permanente de preguntas y su primacía frente a las respuestas; la necesidad de atender y escuchar a los niños y niñas y no solo pretender disciplinarles o enseñarles; la miseria del consumismo y de la acumulación de bienes materiales como meta de existencia, y la perplejidad frente a la devoción de tantos por el mercado; la búsqueda por comprender las múltiples necesidades humanas; la importancia de integrar ámbitos que muchas veces han sido vistos como opuestos, como el juego y el trabajo, la creatividad y la seguridad, la espiritualidad y la política, la sociedad y el individuo; la reivindicación de la magia, lo paranormal y las preguntas que la ciencia no puede responder; o la vigencia del trabajo comunitarios, con sus soportes en la salud, la cultura y la educación, pero siempre anclado en la participación directa y protagónica de las personas”.

Asimismo, la emergencia de este nuevo paradigma, distinto al de la modernidad, ha llevado a una colisión de antiguos paradigmas, como la ciencia moderna y la espiritualidad. “El nuevo paradigma es como gran sombrero para cobijar la noción de desarrollo alternativo”, declara el escritor y médico.

Conexión del ser humano

De este modo, la salud integral se transforma en un campo de confluencia entre quienes se han adentrado en el paradigma emergente, el de la realidad integrada, junto a las personas y grupos que, desde la cosmovisión de la modernidad, están abocados a realizar una tarea coherente, de equipo, de comunidad, de servicio, de autoformación. 

En el nuevo paradigmas salud integrar se entiende como la integración de capacidades y potencialidades de una persona, grupos, instituciones y comunidades, donde intervengan vínculos.

“En la óptica de la salud integral nos “integramos” con ella. Asumiendo “nuestra vida”, como humanos, tenemos un “centro” de la salud, de nuestras diferentes capacidades, lo que nos diferencia, nuestra conciencia. Como “hacedores” todavía somos “habilis”. En la medida en que nos damos cuenta del mundo, de nosotros mismos, somos “sapiens”, conscientes. La salud de la conciencia, la expresión de nuestra capacidad de conciencia, es más o menos integral cuando se diferencia en “el ser íntegros”, en la relación con el más allá de uno, en el camino de ir superando las dicotomías”, expresa.

Sus publicaciones

Tesis

  • Estudio de algunos aspectos clínico-psiquiátricos de la vagancia infantil. Tesis de Medicina Universidad de Chile, 1957.
  • La personalidad psicopática en el niño, Hospital Roberto del Río. Tesis Psiquiatría Infantil, 1960.
  • Alcoholism in Chile, Diploma en Salud Pública, Universidad de Londres, 1962.

Libros

  • El niño, la mirada y el otro. Editorial Orbe, Santiago, 1965.
  • Fábulas familiares, Editorial Mimbre, Santiago-Antofagasta, 1966.
  • Año Nuevo del Dos Mil, Editorial Mimbre, Santiago-Antofagasta, 1970.
  • Salud mental y proceso de cambio, Editorial Ecro, Buenos Aires, 1975.
  • Salud y democratización, Editorial Villalar, Madrid, 1976.
  • Salud y autogestión, Editorial Dosbe, Madrid, 1977.
  • Fábulas abiertas, Editorial Nacimiento, Santiago, 1977.
  • La pregunta es libertad, Plastigraf, Santiago, 1979.
  • Militancia en la vida, Santiago, autoedición, 1980.
  • Autoritarismo o creatividad social, Editorial Minga, Santiago, 1982.
  • La racionalidad integradora, Editorial Minga, Santiago, 1985.
  • Verdaderamente, Editorial Minga, 1985.
  • Alamedas para la renovación, Editorial Minga, Santiago, 1986.
  • Alta marea de preguntas y regalos, Editorial Alta Marea, El Tabo, 1990.
  • Saludar la vida, Editorial Brujas, Santiago, 1994.
  • El desarrollo de la salud y la salud del desarrollo, Editorial Norden, Montevideo, 1996.
  • Ser Bolivarianos, Editorial Universidad Bolivariana, 1999.
  • Personas saludables en un desarrollo saludable, Editorial Lom, Santiago, 2003.
  • El jardín del asombro y el color azul, Editorial Cuatro Vientos, Santiago, 2003.
  • Hacia el homo sapiens, Editorial Universidad Bolivariana, Santiago, 2006.
  • Viviendo la poesía, Editorial Universidad Bolivariana, 2006.
  • Palabras amigas, Editorial Caballo de Mar, Santiago, 2007.
  • Manual de autoayuda para la promoción de la salud integral, Editorial Universidad Bolivariana, 2007.
  • La poesía del guiar y el guiar de la poesía, Editorial Caballo de Mar, Santiago, 2008.
  • Poesía en nacimiento, Editorial Caballo de Mar, Santiago, 2008.
  • Multiversidad, Editorial Universidad Bolivariana, 2009.
  • Manual de autoayuda para el desarrollo humano, Editorial Caballo de Mar, 2009.
  • Algunas y algunos, Editorial Universidad Bolivariana, 2009.
  • Preguntando por la poesía, Editorial Caballo de Mar, 2009.
  • Veinte poemas de asombro y una imaginería esperanzada, autoedición, 2009.
  • Juró ser poeta, Manual Ediciones, 2009.
  • Desarrollo personal y poesía, Editorial Caballo de Mar, 2009.
  • El asombro como puente entre la salud y la poesía, Manual Ediciones, 2009.
  • Multiversidad antiguo Hospital San José, Editorial Caballo de Mar, 2010.
  • El derecho a ser humano, Manual Ediciones, 2010.
  • La ética como eje de la calidad de vida, Manual Ediciones, 2010.
  • El séptimo asombro y Aldonza y Miguel, Editorial Tralcamahuida, 2010.
  • La hipnosis de la familiaridad. Editorial Tralcamahuida, 2010.
  • El nacimiento de la poesía, Editorial Caballo de Mar, 2010.
  • Fabulillas inconclusas, Editorial Primeros Pasos, 2010.
  • Palabras para algunas amigas y algunos amigos, Editorial Universidad Bolivariana, 2011.
  • Elogio del asombro, RIL Ediciones, 2011.
  • Desarrollo personal y educación comunitaria, Editorial Tralcamahuida, 2011.
  • Conversando y escribiendo sobre la amistad, Editorial Universidad Bolivariana, 2011.
  • Alicia y Antonio en el planeta de la amistad, Manual Ediciones, 2011.
  • Ventanas hacia el otro y hacia lo otro, Editorial Universidad Bolivariana, 2012.
  • Conversando sobre la amistad, Editorial Tralcamahuida, 2012.
  • Eros, psique y poesía, Editorial Tralcamahuida, 2012.
  • Hacia la amistosofía, Editorial Tralcamahuida, 2013.
  • Añoranzas y confianzas, Editorial Tralcamahuida, 2013.
  • Finitos venidos a más, Editorial Tralcamahuida, 2013.
  • El Fantasma de la humanización, Editorial Tralcamahuida, 2013.
  • El cuidado con la amistad y la amistad con el cuidado, Editorial Tralcamahuida, 2014.
  • El gran regalo, Editorial Tralcamahuida, 2014.
  • Convicto de ser humano, Editorial Tralcamahuida, 2014.
  • La paz como práctica de la salud integral, Editorial Tralcamahuida, 2014.
  • Ser y preguntar, Editorial Tralcamahuida, 2014.
  • Alicia, el Principito y el cuidado en los planetas del asombro y el sentido, Editorial Tralcamahuida, 2015.
  • Para fábulas y para mitos, Editorial Tralcamahuida, 2015.
  • Alicia, Antonio y sus amigos en el país de lo poético, Editorial Tralcamahuida, 2015.
  • La amistosofía y el arte de la amistad, Editorial Eutopía, 2015.
  • Sentipensamientos, Editorial Tralcamahuida, 2016.
  • De preguntas, propuestas y regalos, Editorial Eutopía, 2016.
  • Alicia en el país del Principito, Editorial Tralcamahuida, 2016.
  • Al encuentro del coraje de ser, Editorial Eutopía, 2016.
  • Fábulas y parafábulas, Editorial Co Incidir.
  • Alicia y el Principito en el país de las maravillas, Editorial Tralcamahuida.
  • El Planeta de la esperanza, Editorial Co incidir, 2017.
  • El asombro, la esperanza y la poesía, Apostrophe Ediciones, 2017.
  • El principito, la principita, el aviador y la salud en el país de las posibilidades, Editorial Co incidir, 2017.
  • El asombro y la amistosofía en el camino al homo sapiens, Editorial Co Incidir, 2017.
  • Alicia y el principito Antonio en el mundo de las posibilidades, Editorial Tralcamahui, 2017.
  • El asombro, el cuidado y el sentido. Editorial Tracamahuida, 2017.
  • Alicia, el principito y sus amigos llegan a los alrededores del Olimpo, Editorial Tralcamahuida, 2017.
  • Alicia y el Principito se encuentran con la sincronía en el país de la poesía.
  • El sentimiento mágico de la vida, Editorial Co Incidir, 2018.
  • El Tao de la esperanza, Editorial CoIncidir, 2018.
  • Alicia, el Principito y sus amigos, Editorial Tralcamahuida, 2018.
  • Preguntas, fantasías y sincronías, Editorial Co Incidir, 2018. 
  • Infidencias delfines, Editorial Co Incidir, 2018.
  •   Vivir los colores, Editorial Tralcamahuida, 2018.
  • Los adultos mayores en una civilización en crisis de adolescencia, Editorial Tralcamahuida, 2018.
  •  El Hogar del tú, Ediciones Co Incidir, 2019. 
  • Hacia el secreto azul, Editorial Co Incidir, 2019.
  • Trabajadores del ser, Editorial Tralcamahuida, 2019.
  • Una mirada amistosófica a los árboles, Editorial Co Incidir, 2019.
  • Miradas, Editorial Tralcamahuida, 2019.
  • Separar Integrar, autoedición, 2019.
  • La plaza de la amistosofía, Editorial Co Incidir, 2019.
  • Preguntas, aforismos y sugerencias, en el camino de la esperanza azul, Editorial Tralcamahuida, 2019.
  • Buscando lo poético, Apostrophe Ediciones, 2019.
  • Fabulario, Editorial Coincidir, 2020.

Por publicar

  • Personajes de la amistosofía
  • Selección ensayos
  • Antología poemas
  • Sincronías
  • Los conejos rosados 

    1. Alucinante conocer y reconocerse en esta propuesta y paradigma
      Llama a seguir esa re.evolucion integra integralizando la vida en salud ahora saludable.
      Agradecida de estar…y ser uno en la aventura desafiante del hoy.
      Y a ud. drLuisWeinstein

      Me gusta

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: